Prueba de esfuerzo

Las pruebas de esfuerzo se realizan para evaluar la manera en que responde nuestro corazón a las exigencias de la actividad física. El objetivo de la prueba es que podamos determinar los niveles de lactato y sus correspondientes frecuencias cardiacas, la obtención de una mejora en la condición física, y, con ello, un beneficio en la práctica deportiva.

Hay que señalar la importancia de realizar este tipo de pruebas de esfuerzo durante la temporada para poder determinar quiénes somos, lo que podemos hacer, dónde y cómo debemos trabajar, y, finalmente, analizar adecuadamente los datos de nuestro pulsómetro en las pruebas que realicemos.

Antes de empezar la prueba:

  • Se realiza un protocolo básico. Consiste en hacer un electrocardiograma de reposo, para poder descartar posibles alteraciones cardiacas.
  • Se determina también el porcentaje de grasa corporal.
  • Se hace una encuesta dietética pormenorizada y personal.
  • Se hace una valoración de los análisis de sangre.

Posteriormente se realiza una prueba de esfuerzo máxima hasta el agotamiento, obteniendo, a través de las cifras de lactato que arroja, unos umbrales o zonas de entrenamiento que se detallan a continuación.

  • UMBRAL AEROBICO: Zona que nos permite entrenar fondo o resistencia y que en este caso se encuentra alrededor de  160  pulsaciones por minuto
  • UMBRAL AEROBICO-ANAEROBICO: Zona de entrenamiento intermedio, subidas tendidas, recorridos sinuosos, cuyas pulsaciones están entre 160 a 175.
  • UMBRAL ANAEROBICO: Zona para poder entrenar en intensidad o series o fatiga intensa cuyas pulsaciones están entre 175 y 185

Después de analizar los datos se realiza un plan de entrenamiento. Primero se empieza con una fase de construcción de forma, para después continuar con un entrenamiento especifico alternando con fases de descanso que eviten la aparición de fatiga antes de lo debido.

Recomendaciones antes de realizar la prueba…

Los médicos recomiendan:

No comer, ni fumar mínimo tres horas antes de realizar la prueba.

Utilizar calzado cómodo y ropa adecuada para facilitar el ejercicio.

Evitar consumir cafeína durante 24 horas antes del examen. Esto incluye:

  • Té y café
  • Todos los refrescos, incluso los que están etiquetados como descafeinados
  • Chocolates
  • Ciertos analgésicos que contienen cafeína

A continuación os dejamos un video de una prueba de esfuerzo para que podáis comprobar visualmente como se realiza.

 
 
Fuente:
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003878.htm
http://www.biciciclismo.com
http://www.youtube.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s